octubre 29, 2014

Microrrelato #18: Perversión

David Kassan (Little Rock, 1977)
"Koi" (2008)
Óleo sobre tabla, 228.6 x 165.1 cm
Galería Henoch, Nueva York

Caminos opuestos, una cita inoportuna. Un segundo te miré a los ojos, diez a las piernas. No hubo palabras ni teléfonos, ni miradas ni sonrisas, sólo ideas perversas.

octubre 28, 2014

The World is Yawning #45

Claude Monet (1840 - 1926)
"El Puente Japonés" (1920-22)
Óleo sobre tela, 89.5 x 116.3 cm
Museo de Arte Moderno, Nueva York

Nubes rosadas transitan las miradas
como mariposas de una cursi canción de amor.
No hubo sol de verano en el junio pasado
no hubo lluvia fresca de otoño temprano
los pétalos de las rosas perdieron su color.

Aromas de miel surcan incendios
como maderas quemadas endulzan el tiempo.
Comienza la noche entre ámbares y azules
entre el tacto de la sal y el arrullo de la luna.

El resplandor del atardecer hecho piel dorada
como un adagio de música nos esperaba.
Cuando se cortó la luz, mi corazón despertaba.

octubre 27, 2014

Berrinches de Novelista Novato #38: Mi vida en lento aprendizaje

Umberto Boccioni (1882 - 1916)
"Estados de la Mente III: Los que se quedan" (1911)
Óleo sobre tela, 95.9 x 70.8 cm
Museo de Arte Moderno, Nueva York

Aprendí a hablar a los tres años, aprendí a amarrarme las agujetas a los cinco, no di mi primer beso hasta tercero de secundaria e incluso tomé el vicio de fumar hasta la mayoría de edad. No soy un chico normal, no he aprendido muchas de las cosas que importan en la vida a la edad que normalmente se aprenden; a los 26 años de edad, soy ignorante de muchas peculiaridades que envuelven nuestra forma de relacionarnos; insinúo el amor, la amistad y la fraternidad, pero no las termino de comprender porque no las asumo como mías. Quizás por eso, en muchos sentidos, me concibo más solitario que nunca en la vida.

octubre 23, 2014

#TodosSomosAyotzinapa

Fotografía de Luis Ariza

Mamá
quiero volver a casa
quiero dormir de nuevo
en el abrazo de mi cama
quiero encender la luz
quiero abrir las ventanas.

Papá
quiero volver a escuchar
los cuentos que contabas
con mil héroes y hazañas
quiero escuchar la poesía
 de tu juventud añorada.

Amigo
no juzgues este corazón
que quiero ser el guijarro
que deslave las montañas
con su pequeño impacto
sólo con eso me basta.

Libertad
con tu nombre bendíceme
sólo te pido ser la llama
que encienda las almas
con la luz de la dignidad
con resplandor de amor.

(Donde un joven sueñe
no faltará la esperanza.)