febrero 07, 2018

Notas sobre box y ejercicio físico

Arturo Gatti VS Micky Ward III
(Al Bello / Getty Images).

Año nuevo, vida nueva, trabajo nuevo, hábitos nuevos. Como ya he mencionado, he comenzado 2018 con un mundo de cambios, con nuevos potenciales por desarrollar, con nuevas habilidades por aprender. Dejé de trabajar en Morton Subastas y me pasé a una galería de arte naciente en la colonia Santa María la Ribera. Fue una decisión muy difícil pero que tomé con la convicción de que siempre es necesario darse un empujón para encontrarse con nuevos paradigmas de vida, con emociones y situaciones nuevas con las cuales ganarse la vida e insuflarse de ánimos y emoción.

Una de las primeras cosas que mi jefe me dijo es que el hombre, como el marinero de Kipling, debe poseer infinitos recursos y sagacidad. Entre las cambios que esta visión ha catalizado en mi vida ha sido la de reencontrarme con algo con lo que siempre he vivido en conflicto: el ejercicio. La idea era tomar clases de box muy cerca de la oficina para comenzar a hacerse de un talento que nunca pensé tener, el de saber meter las manos en una pelea y en el camino hacerme de una mejor condición física. Mi madre fue la primera en sorprenderse cuando le dije que hasta el día de hoy he bajado 4 kilos.

enero 28, 2018

El Arcangelino 2.0

Bartolomé Esteban Murillo (1617 - 1682)
Arcángel San Rafael con el obispo Domonte (ca. 1680)
Óleo sobre tela.
Museo Pushkin, Moscú

Nunca es tarde para un reinicio, es mejor ahora que nunca.

Este nuevo año se presenta con muchos cambios y paradigmas, con nuevos hábitos y objetivos por cumplir.

Uno de ellos es darle una nueva vida a este blog, a esta bitácora olvidada de mi corazón sangrante y solitario.

¿Por qué El Arcangelino 2.0? Porque en el fondo de mi corazón, nunca dejé de pensar en este sitio. Porque pese a mi ausencia, la vida no ha dejado de darme revelaciones.

¿Siguen ustedes por ahí? Sean de nuevo bienvenidos...

septiembre 22, 2017

Del terremoto #2: Agradecimientos y desideratas

Poco a poco, como una historia...

Escrito en mi Facebook. Septiembre 21 de 2017. 15:35

Estimados todos:

A nombre de mi madre y de mi hermana, quiero agradecer a todos las muestras de cariño e interés. Me siento muy conmovido por el amor que he recibido de parte de ustedes. Afortunadamente tenemos la vida para seguir adelante; lo mucho o poco de bienes materiales que hemos recuperado viene por añadidura. Estamos esperando el peritaje definitivo para saber el destino de nuestro edificio; en cuestión de horas sabremos con certeza los pasos a seguir.

Escribo desde el comedor de la casa de la mejor amiga de mi madre. Quiero agradecer que ella, su hermana, su sobrina y sus hijas sean parte de mi familia. A todos los que me han ofrecido su casa y su sustento, espero se les retribuya con mucho más; no olviden que en la ciudad hay personas que en verdad la están pasando muy mal y necesitan de la ayuda de los demás. Sí pueden apoyar, háganlo; infórmense y organísense.

Mañana reiniciaré mi vida como un vagabundo de mi propia ciudad, consciente de que cada puerta que encuentre en pie es una bendición en medio del caos. Lo hecho está hecho, lo que sigue es levantarse y sacudirse el polvo; la Ciudad de México volvió a demostrar que ni los escombros más densos la pueden derrotar. Sé que aún hay personas entre los derrumbes, gente que es la prioridad absoluta en los siguientes segundos; Dios bendiga a todos ellos y a sus familias.

Los saludo con todo el corazón reiterando mi deseo de que se vienen cosas mejores para nuestro país, convencido de que no hay plaga que haya logrado mermar a nuestra sociedad civil mexicana (Monsiváis dixit) tras décadas de malos gobiernos y emergencias. Agradezco la bendición de poder contar mi historia junto a las que todos ustedes están viviendo en este instante.

Y si de contar historias se trata, estos sentimientos me han llevado a volver a narrar las historias que viven dentro de mi ser. Lo menos importante ha sido que recuperé mi Valentine...