marzo 02, 2015

Berrinches de Novelista Novato #42: ¡Hagamos una fiesta en el siguiente sábado bisiesto!


Durante todo lo que llevamos del 2015 he tenido una idea loca dentro de mi cabeza. Tenía la idea de que debía hacer algo especial para el siguiente año bisiesto 2016; sin embargo, hay un problema, el 29 de febrero del siguiente año va a caer en día lunes y espero, primero Dios, tener que trabajar. Tuve que mirar el calendario para buscar febrero de 2020: aquí no habrá falla, será en sábado. Ahora necesito ideas y fondos para que sea posible; tener un poco de ayuda o alguien que haya tenido la misma idea también sería magnífico.


Por supuesto, estoy esperando organizar una fiesta con fecha en el 29 de febrero de 2020 en sede por confirmar, donde la gente a la que más quiero deberá ser invitada de honor. No sé si se tratará de una fiesta de antro o de una gran comilona, si estará abierta a grandes cantidades de invitados o sólo será en ambiente íntimo; un objetivo implícito sería que la lista de invitados sea amplia. Deberá ser una gran fiesta para celebrar la vida, la salud y el amor; una jornada donde todo lo posible podrá suceder y donde lo imposible podrá verse proyectado en el futuro.

¿Por qué hacer una fiesta de año bisiesto? Mi respuesta sería, ¿por qué no? Espero seguir dando guerra en este mundo por mucho tiempo, seguir creciendo como persona y alcanzar mejores horizontes durante los siguientes cinco giros terrestres. No sé qué haré durante ese tipo, nadie lo sabe, pero tengo indicios que me gustan; el problema es que muchos de esos cimientos los he abandonado en favor de mi presente. Quiero llegar a aquel día con uno de aquellos sueños cumplidos; quiero tener ilusión para seguir cumpliendo los siguientes.

Quiero escribir una novela, quiero estudiar para locutor comercial, tal vez aprender otro idioma y volver a viajar; lo quiero todo pero me conformo con muy poco. Hay tantas cosas que quisiera hacer, pero la vida real es muy dura, la carne débil, el destino incierto y el maldito tiempo no cunde como mi inconsciente. Ojalá pudiera partirme en dos y lograra vivir dos vidas a la vez, la que me mantiene despertando todos los días para trabajar mi presente y la que me permita construir los puentes de mi futuro. Quemar las naves de algún frente nunca ha sido mi opción, ojalá esté listo cuando tenga que elegir.

Haya hecho lo que haya hecho, haya logrado lo que haya logrado, espero tener salud y energía para no dejar de intentar hacer cosas nuevas; a final de cuentas, eso será lo que celebraré en aquel 29 de febrero. Hagamos las cosas bien, cuidémonos la vida y a nosotros mismos; estoy seguro que llegaremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son muy importantes. Recuerda que los arcángeles siempre te escucharán. Déjame tus comentarios. Yo siempre contesto...